Política energética

La protección del medioambiente es un elemento importante de nuestra política de empresa. Como empresa de tamaño mediano, sentimos una gran responsabilidad por la región y las personas que la habitan. Las materias primas y la energía no son inagotables y es nuestro deber economizarlas y utilizarlas con moderación para proteger a las futuras generaciones.

La producción de libros requiere de mucha energía, sobre todo eléctrica. A la hora de hacer nuevas adquisiciones tecnológicas, favorecemos las máquinas que consumen una menor cantidad de energía. Las medidas más eficaces para mejorar el uso de recursos pasan por una gestión energética eficiente, y para ello hemos adoptado una política energética.

Con esta política energética, nuestra empresa se ha comprometido a reducir de forma duradera su uso energético y su emisión de CO2. Cada año fijamos objetivos anuales basados en los datos de gasto y producción de los años anteriores y nos aseguramos de tomar las medidas necesarias para cumplir estos objetivos. Esto se traduce concretamente en la utilización de procesos de gestión ya existentes y la implantación de un sistema de recuperación de datos de consumo de energía. Este es medido y supervisado por nuestro equipo, que se encarga de comprobar, evaluar y diseñar planes de mejora continuos, así como de analizar los resultados de estas medidas energéticas para avanzar siempre en la dirección adecuada.

La contribución de todos los empleados es esencial para poder cumplir con los objetivos de nuestra política energética. Es por eso que informamos a nuestros trabajadores de forma regular y detallada del estado de nuestro programa energético. Nuestra política energética concierne todos los aspectos, departamentos y procesos a fin de asegurar una mejora continua de nuestras prestaciones energéticas.

Inicio de sesión en myBoD